Teletrabajo y actividad física: Cómo complementarlos para impulsar nuestro bienestar

Teletrabajo y ejercicio

Sin dudas el teletrabajo o su modalidad híbrida (algunos días en la oficina y otros remoto) son las nuevas formas en que las empresas impulsan que su talento pueda desarrollarse de la mejor manera.

 

Sin embargo, el peligro de trabajar desde casa es que la cantidad de pasos que se ahorran van en contra del bienestar. Caminar unas cuadras para tomar un colectivo es más saludable de lo que parece. Aunque realizar las tareas desde la casa ahorra mucho tiempo, no quiere decir que el cuerpo no se deba mover.

 

Las personas necesitan moverse porque eso estimula una gran cantidad de funciones del organismo, y no hay dieta que simule los diferentes estímulos que el movimiento hace en nuestro cuerpo. Por eso es bueno establecer algunas rutinas durante las horas laborales. Algunas recomendaciones:

 

Tomar descansos. Realizar pausas de 10 minutos durante la jornada laboral cada hora y media es algo necesario. De hecho, la atención no dura tanto tiempo y el hacerlo es una forma de refrescar la concentración. En esta pausa se puede aprovechar para ir al baño y para realizar breves ejercicios de estiramiento.

Hacer ejercicios respiratorios. Cada hora se aconseja tener alguna rutina para realizar respiraciones profundas que reducen el estrés. Durante esta forma de respirar se debe prestar atención al flujo de aire que entra y sale de tus pulmones con cada nueva inhalación y exhalación. Mientras se realiza el ejercicio se tiene una oportunidad para concertarse con los pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales, sin juzgarlos ni intentar retenerlos, simplemente obsérvalos para tomar consciencia de ellos y déjalos ir.

Elegí entre rutinas o clases especializadas. La actividad física no es negociable. Es conveniente tener clases online o rutinas claras de ejercicios. También es muy bueno preferir las escaleras en vez del ascensor. El mensaje es el mismo: cada vez que puedas poné tu cuerpo en movimiento, esto te ayudará a mantener la salud física y mental que tanto necesitamos. Es importante elegir un tipo de ejercicio que te motive y no uno que sea una especie de obligación.

 

Aunque trabajar desde casa parece una panacea, tiene como se ve su lado oscuro. Prestar atención a las necesidades del cuerpo y a la salud mental es parte esencial para poder rendir en el trabajo. Y todo comienza si somos conscientes que ese beneficio conlleva también una responsabilidad.